Voces famosas desde el más allá

Noviembre 9, 2017

Ni siquiera la muerte pudo apagar esa llama vital que los hizo inolvidables. Se comunican desde otro nivel de existencia y sus voces han sido registradas para la posteridad.

La muerte física no siempre es total. La energía que producimos en vida, a veces puede combinarse de manera inusual y dejar huellas materiales de su presencia. Las voces psicofónicas o psicofonías no son sino eso, energía canalizada en forma de voz, que puede registrarse por medios electrónicos y que no es perceptible en condiciones normales. Lo interesante del fenómeno es que hay personas fallecidas que tienen muchas ganas de narrar su experiencia en el más allá, dando consejos útiles sobre cómo comportarnos en vida para asegurarnos una buena transición al otro plano. Y, entre esos fallecidos, hay famosos que quieren seguir dando que hablar. Escúchelos.

¿QUÉ ES UNA PSICOFONÍA?

Una de las teorías que manejan los expertos en el tema para explicar el fenómeno es que la energía que producen algunos humanos a través de sus sentimientos, emociones y pensamientos no se disipa con la muerte, sino que sigue gravitando en otro plano. Esa energía se manifiesta en forma de voz, que sólo se vuelve audible por medio de procedimientos técnicos.  Una de las causas de que estos sonidos sean imperceptibles sin la ayuda de aparatos de grabación, es que las voces psicofónicas utilizan en su mayor parte el ruido ambiente para modular su propia voz o emisión.

LAS VOCES MÁS FAMOSAS

En los años sesenta, el furor por este descubrimiento alcanzó su punto mágico. Junto con el espiritismo, las psicofonías pasaron a ser un registro con base material de la existencia del más allá. George Woods, Leslie Flint y Betty Green fueron tres investigadores famosos, cuya colección de cintas magnetofónicas de voces de personas fallecidas es legendaria, alcanza las 600 grabaciones de las que se han hecho miles de copias. De esta colección de cintas, se registran testimonios únicos, de personas fallecidas conocidas, que no quieren dejar de decir la última palabra. En todas las comunicaciones, el mensaje es siempre el mismo: no temer a la muerte y respetar la vida en todas sus formas.

  • El arzobispo arrepentido

Uno de los testimonios más citados es el del Dr. Cosmo Lang, arzobispo de Canterbury, quien en vida se opuso terminantemente a la publicación de un artículo favorable al espiritismo. En las diferentes comunicaciones registradas por Flint, éste se mostraba muy mortificado por su ignorancia de entonces. Estas son sus palabras:

“A aquellos que dudan, les digo que, con toda seguridad, también llegará para ellos el momento en que tendrán que creer en esa vida después de la muerte. Pero mejor es saberlo y admitirlo mientras se hallan aún en la Tierra, pues entonces se portarán mucho mejor, harán buenas obras -que por haber vivido egoístamente-; es lo que no hicimos los que nos encontramos aquí y muchísimo lamentamos en lugar de llevar una vida de placeres y egoísmo hasta que les llegue el momento de abandonar esa existencia. Mirar desde aquí los errores en que caímos es doloroso y lamentable”.

  • Oscar Wilde hace de las suyas

Oscar Wilde dice en un momento de seriedad, en sus siempre graciosas charlas (que hace adrede para ser reconocido por sus amigos y también por sus lectores):

“Todos los niños de Dios, al final, comienzan a fundirse, a pesar de conservar su personalidad y singularidades. Nosotros vivimos en un estado de paz, tranquilidad, y armonía, donde cada cual tiene sus intereses. Los hay que sienten la necesidad de ocuparse en algo, en algún trabajo, mientras que otros no hacen nada. Personalmente, me inclino por continuar escribiendo, puesto que esa fue también mi ocupación en vida”.

  • Confucio y su interprete

Una comunicación muy especial es, a no dudarlo, la de Confucio. No la hace personalmente, sino valiéndose de otra entidad de un plano inferior. Éste es uno de sus mensajes más notables:

“No es posible haceros llegar desde este elevado plano un mensaje del Alma. Yo sé que nadie en ese mundo se halla espiritualmente lo suficientemente evolucionado para poderse sincronizar con esta esfera en que me encuentro. Ustedes únicamente podrán recibir comunicaciones de almas muy evolucionadas, valiéndose de entidades de planos inferiores. El ambiente que reina en las más altos niveles, en manera alguna podrían comprenderlos, motivo por el que no deben esperar una descripción de los mismos, pues, aun haciendo un derroche de buena dialéctica y acudiendo a la fantasía, no bastaría para formarse una remota idea. El que busca lo más elevado tiene que volverse niño”.

  • Gandhi sigue en busca de la paz

Mahatma Gandhi se expresa con arrobamiento sobre el particular, diciendo:

“Nosotros, lo que nos encontramos de esta parte, buscamos desde hace tiempo la forma de tender un puente entre nuestros mundos, por medio del cual la humanidad pueda elevarse y encontrar la paz que no puede ofreceros la tierra.

Sabemos que la salvación de vuestro mundo depende de la realización del contacto entre los muertos y los vivos.

La vida terrenal es tan sólo la escuela donde el hombre tiene que aprender su misión y es de esta suerte que se le ofrecerá la oportunidad de heredar el Reino del Padre. El primer deber que hay que aprender es aquel de olvidarse de sí mismo y derramar amor entre sus semejantes, el que volverá a ustedes, en compensación. Aquellas cosas de que hablara Cristo, todas sus grandes enseñanzas, que los grandes filósofos repitieran en el curso de los siglos, se refieren a aquello de que el hombre debe olvidarse de sí mísmo y poner el mayor interés en conocerse.

Si te pierdes en un mar de amor, entonces, será posible apreciar que es posible dar cumplimiento a tus misiones.

Es como si te sumergieras en las purificadoras aguas de ese mar del eterno amor para ser transportado por las corrientes y depositado en aquellas orillas donde otros seres esperan ansiosos tu ayuda”.

OTROS TESTIMONIOS

Fieles a sus pasiones, estos tres testimonios postulan que en el más allá uno puede seguir haciendo lo que más le gusta.

1-     Louis Pasteur habla sobre la suciedad ambiental y curación paranormal.

2-     Chopin, en otra grabación, hace una descripción sobre la música en los planos más elevados.

3-     Tagore relata su interés por todas estas cosas durante su paso por la Tierra, por lo que no le sorprendió mayormente el ambiente que encontró al morir… pues le era conocido.