Ritual a San Cayetano, para resguardar su trabajo

octubre 24, 2011
ritual san cayetano

En esas ocasiones en las que busca un trabajo mejor y no aparece o tiene la sensación de que su puesto laboral tambalea, usted puede recurrir a la ayuda del santo patrono del trabajo.

Proceda de la siguiente manera para invocarlo: en un altar casero, un día 7, jornada del santo (su fiesta es el 7 de agosto), ubique la imagen o estampita de San Cayetano. Al lado, encienda una vela amarilla sobre un plato. Coloque alrededor: 1 espiga de trigo, 1 cucharada de azúcar y una de canela en polvo. Bajo el plato, ubique 3 monedas. Luego, ore diciendo así:

¡Oh!, Devoto San Cayetano, me arrodillo ante tu imagen para que alejes de mí todo peligro.

El temor que me impide vivir con rectitud, envuelto siempre en la amenaza de la indigencia. Ayúdame a comprender que, cuando más confiado me encuentre, mejor realizaré mi trabajo diario y menos posibilidades tendré de perderlo.

Que la confianza en tu protección sea más fuerte que los peligros reales o imaginarios, que llenan de angustia mi espíritu.

Auxíliame, interviene para que mi empleo siga siendo mi verdad cotidiana y para que lo comprenda Dios, nuestro Señor, al que consagraste tu vida. Dame paz, voluntad, perseverancia y fe para no quedar desocupado”.

Despache los restos de vela en una corriente de agua y dé como limosna las tres monedas a quien las necesite. Dé y recibirá, ésa es la ley de la prosperidad.