Recupere a las personas que quiere

Febrero 5, 2018

Una síntesis de los casos más comunes de distanciamiento entre personas que se han querido, con varios consejos útiles y una fórmula mágica para solucionarlos.

Al amor y al odio los separa un solo paso, dice la sabiduría popular. En ese sentido, en muchas familias o grupos de amigos se producen rupturas entre personas que se querían mucho pero, sin que nadie lo hubiera previsto, se apartan para siempre. Sucede también que, aunque les gustaría reconciliarse, no saben cómo provocar el acercamiento sin dar a entender que «se han rendido». El orgullo puede más que los sentimientos más profundos. Mientras tanto, el tiempo pasa y agranda más y más la distancia entre esas personas enemistadas. Lo que empezó como una discusión muta en una diferencia insalvable. Por eso: ¡no pierda más tiempo! y concentre sus energías en volver a estar cerca de quienes ama.

Busque su caso en las situaciones-modelo que se explican a continuación, y allí obtendrá todos los consejos que necesita, así como una solución mágica para cada caso.

HIJOS ENFRENTADOS CON SUS PADRES

Esta situación es parte del desarrollo de la vida pero, como todo, hay determinados límites que respetar. Una cosa es la natural rebeldía adolescente y otra muy distinta estar peleando todo el tiempo.

Consejos

  • Poder encontrarse físicamente con sus padres es un privilegio. Mucha gente debió afrontar su muerte prematura sin poder charlar las cuestiones pendientes, recapacite.
  • Genere un encuentro con la persona distanciada o escríbale una carta. En ella, exponga lo que piensa y cómo se siente. No formule acusaciones: esto  sólo servirá para dificultar el diálogo y ahondarlas distancias.

Ayuda mágica: ritual de acercamiento

Encienda una vela blanca y otra rosa, y coloque la foto de la persona apartada en el medio. Esparza azúcar alrededor. Conforme un círculo. En tanto, repita tres veces: «Fuera la enemistad, fuera la tristeza, que desde hoy y para siempre, se terminen las peleas. El tiempo futuro estará de nuestro lado». Repita este ritual tres veces en la misma semana y, al día siguiente de la última sesión, convoque a su padre o hijo para reconciliarse.

HERMANOS ALEJADOS

La competencia y los celos entre hermanos son algo normal, excepto cuando pasan a mayores y complican las relaciones. Menos aún cuando se extienden por toda una vida.

Consejos

  • Invite a su hermano a su casa, para cenar y dialogar tranquilamente y a solas, sin la presión de terceros.
  • Si tienen hijos de edades similares, intente que se hagan amigos, su acercamiento promoverá el suyo propio.
  • Apele a la ayuda de sus padres: si quieren comprometerse de verdad, convocarán a los hermanos para que se reconcilien en nombre de la unión familiar.

 

Ayuda mágica: los colores y el aroma

Potencie el efecto de colores y aromas en el encuentro con su hermano/a: utilice vajilla de color blanca, celeste o azul. Estos tonos llaman, respectivamente, a la limpieza, a la generosidad y a la tranquilidad. Sahúme los ambientes con lavanda y frutilla. Encienda velas de color naranja, que son armonizadoras y amigables.

AMIGOS ÍNTIMOS ENEMISTADOS

Éste es el triste caso de dos almas gemelas que compartieron momentos maravillosos y épocas difíciles, que apoyaron y ayudaron, pero, un día, sin saber bien porqué, se alejan para siempre. Aunque no lo parezca, esta situación es más común de lo que creemos.

Consejos

  • Manifiéstele a un amigo en común sus ganas de reconciliarse con esa persona. El objetivo es reunirse para conversar.
  • Restablezca la comunicación: salúdelo por su cumpleaños, casamiento, nacimiento de un hijo, etc.. Asimismo, llámelo en alguna ocasión triste para él y ofrézcale su ayuda. En momentos como esos, las personas se sensibilizan y dejan a un lado la «coraza» de orgullo, enojo o indiferencia que dificulta el acercamiento. Entonces es más fácil redescubrir aquel afecto y respeto que tanto los unió. El amigo se sentirá apreciado.

 

Ayuda mágica:

talismán energético: Necesitará ingenio para aprovechar este artilugio esotérico. Primero, busque una caja vistosa, que pueda servir como adorno, pues la usará para introducir el talismán para su amigo. Usted se quedará con otro amuleto igual: de este modo, el intercambio de energías positivas los favorecerá en su reconciliación como un fabuloso imán. Utilice un pequeño bastón de madera. Deberá atarlo con varias vueltas de cinta bebé (seda) roja y un ramito de espigas de trigo. En el extremo, colo que una campanita de metal o un cascabel.

Así abrá confeccionado su talismán. Para disimularlo en la caja, puede agregar otros elementos: sales de colores, piedritas, caracoles, cereales, maderas de diversas formas, etc; todo lo que parezca prochesoso y le sea práctico. Finalmente, regáleselo a su amigo, a modo de objeto artesanal. En esa misma oportunidad, invítelo a un próximo encuentro. Concurra a éste, con su propio talismán oculto. Así podrá comprobar su fuerza de atracción y volver a relacionarse con el amigo querido.

PARIENTES POLÍTICOS EN LUCHA

Si hay peleas entre familiares cercanos, qué decir de las típicas rivalidades familiares “cuñada-hermana”, “suegro-yerno”, etc. Siempre existen motivos, cualquiera es válido para iniciar una disputa. Por eso, es importante hacer todo lo posible para mantener a la familia unida y feliz.

Consejos

  • No traslade su propia enemistad a otras personas; que no soporte a su concuñado, por ejemplo, no implica que también odie a su esposa. Ello sólo empeorará las cosas. Siempre trate de ser ecuánime y  mantener la calma. Apele a la razón, no se guíe por sus impulsos.
  • Comprenda que este tipo de parentescos no se eligen, dependen de la elección de otras personas, no de la suya. Por tanto, cada cual debe respetar la decisión de sus parientes de sangre; de esa forma, se respeta a la persona misma.
  • Comente con gente de confianza su problema, recabe otras opiniones y reflexiones. Eso sí, seleccione muy bien a los consejeros; es preferible que sean personas ajenas a la disputa. Así podrán tener una visión más objetiva de los problemas.
  • Como siempre, la mejor opción es el diálogo: cite a su pariente para charlar a solas y dígale con diplomacia lo que le molesta. Así, podrá conocerlo mejor y, tal vez, no sea tan insoportable como parece. Escúche sus opiniones. A veces, hasta la persona que creemos más diferente tiene muchas cosas en común con nosotros. Es cuestión de darse tiempo para conocerla y profundizar la relación.

Ayuda mágica:

preparación esotérica: La noche anterior al encuentro con su pariente político, siéntese en el suelo, en un lugar tranquilo, y encienda dos velas: 1 celeste y 1 amarilla. La primera le otorgará generosidad y calidez y la segunda, claridad mental para analizar la conversación. Concéntrese en el encuentro del día siguiente, planee sus preguntas y prométase no ser prejuicioso. Exprese en voz alta su profundo deseo de lograr la armonía familiar y mejorar la relación con esa persona. De esa forma, estará preparado para emprender el encuentro limpio y puro. Sólo bastará que la otra persona esté dispuesta a mejorar la relación.