Melanomancia: Mensajes en el cuerpo a través de los lunares

febrero 7, 2012

El cuerpo también se comunica. La lectura de los lunares le posibilitará conocerse más a usted mismo y descifrar la personalidad de quienes tiene a su lado.

Durante el siglo XVII estudiosos de las señales existentes en el cuerpo comenzaron a prestar más atención a los lunares, debido a que la mayoría de las personas poseían alguno. Lo llamativo de estas marcas era que cambiaban al igual que determinados acontecimientos de la vida de las personas y describían ciertos rasgos generales de personalidad según su ubicación. Así nació la melanomancia, la lectura de los lunares en el cuerpo.  Ahora se sabe que los lunares guardan valiosa información sobre nuestro carácter y sobre la suerte que tendremos en la vida. De hecho, se llaman lunares por la influencia dela Lunaen su aparición, y por la fuerza emotiva de este satélite en la configuración de nuestra personalidad.

Estas pequeñas manchas no sólo adornan nuestra piel, sino que, según sus características, nos enseñarán más sobre nosotros.

La mancia de los lunares

Muchos astrólogos y adivinos se fijan en el color, la forma, el tamaño y el lugar de estas acumulaciones de pigmentación para hablar sobre las cualidades que las personas pueden tener y sobre su destino. Los lunares claros son positivos e inducen al portador a encontrar la suerte. Los de color oscuro suelen ser más negativos, y los de coloración negra resultan en su mayoría dañinos

También hay que saber que son más positivos los pequeños y redondos, mientras que los alargados generalmente marcan conflictos. Pasaremos a describir las características de personalidad y pronósticos posibles a raíz de la ubicación de los lunares en el cuerpo.

Lunares en el cuerpo

En los ojos: Los lunares en los ojos advierten talento y sabiduría. Cerca del párpado, indica que la persona es distinguida, correcta, trabajadora e inteligente.

En labios: Persona con buenas intenciones y con mucha ambición. Pasión,  sensualidad.

En la mejilla: Persona muy espiritual y amante de la sabiduría.

En la frente: Éxitos en el amor y en los negocios.

En la barbilla: Tanto a la derecha como a la izquierda, indica afabilidad y disposición generosa.

En el hombro: Persona inquieta, que no se conforma con el mundo que le ha tocado vivir y quiere cambiarlo.

En el brazo: Tanto en el derecho como en el izquierdo, presagia una vida afectiva intensa y apasionada.

En el codo: Anuncia viajes, amor a los deportes, interés por las profesiones y muchas probabilidades de conseguir lo que desea.

En la mano: Símbolo de salud y amor. Sobre los dedos, significan posesión de virtudes o vicios exagerados

En la muñeca: Persona con buena energía. Sobre la muñeca derecha indica posibilidades de conseguir el éxito en el matrimonio.

En los dedos: Exageración de las virtudes o de los vicios respectivos, determinados según las características de cada individuo.

En el ombligo: Significa, en los hombres, buena destreza para los deportes, negocios y juegos de azar. Para la mujer, tendencia por la vida matrimonial y deseos de formar una gran familia.

En las caderas: Felicidad, erotismo, enamoramientos, pero también naturaleza práctica y un carácter ingenioso y calculador.

En la pierna: Anuncia que la persona tendrá una juventud repleta de fuerza y coraje para superar los obstáculos que se le presenten y abrirse camino en la vida con el propio esfuerzo. Con las energías bien ubicadas y los objetivos claros, logrará lo que se proponga.

En la rodilla: Carácter amable. Personas que desean agradar a todo el mundo.

En la espalda: Sujetos impacientes que reflexionan poco.

En el vientre: Amor exagerado a la buena vida y a los placeres más instintivos.

En el tobillo: Un lunar en el tobillo para un hombre indica que tiene una forma de ser más bien tranquila; es una persona que necesita ser muy incentivada  para luchar por las cosas que quiere. Una mujer con un lunar en el tobillo es aventurera y desea siempre destacarse y ser admirada.

En el talón: Personas activas, decididas, inclinadas al mundo de las artes, los deportes y los negocios.  Con los objetivos claros logrará hacer fortuna si se lo propone.

En el pie: Nos muestra a una persona con tendencia a la melancolía y a la vida sedentaria.