Magia Gitana: Antiguas fórmulas para preparar filtros de amor

Noviembre 7, 2017

Lo invitamos a ingresar en el misterioso mundo de los zíngaros. conozca los milenarios secretos de este pueblo y benefíciese usted también con sus fórmulas para despertar pasiones prohibidas y tener poder sobre los demás.

La cultura gitana ha sido relacionada durante siglos con un sinfín de rituales y cultos esotéricos. Algunos perdieron vigencia, pero otros han conservado todo su poder hasta hoy. Se cree que los zíngaros se convirtieron en esoteristas expertos en Egipto, lugar donde permanecieron cautivos durante cuatro siglos, antes de la era cristiana. Si bien uno de los talentos más famosos del pueblo gitano es el de adivinar el futuro, también las maldiciones, los trabajos para el amor, los conjuros y los sortilegios forman parte de los conocimientos que mantuvieron en secreto durante generaciones y generaciones. Aquí, le revelaremos algunos misterios de la hechicería gitana con las fórmulas más eficaces para resolver problemas de amor, dominar a los demás y tener buena suerte en la vida.

LOS CUATRO MANDAMIENTOS DE LA MAGIA GITANA

Las sabias y veteranas gitanas sostienen que el poder de la auténtica magia reside en respetar cuatro leyes básicas, sin violarlas jamás. Si usted está decidido a realizar alguno de los hechizos que figuran en esta nota, tenga en cuenta estos principios:

1. La fuerza del deseo

La primera ley sostiene que lo más importante para lograr un resultado favorable es el deseo. Porque, cuanto más intenso sea nuestro anhelo, más seguro será el efecto del hechizo.

2. Intensa concentración

La segunda ley consiste en concentrarse intensamente cuando se lleva a cabo un ritual. Nada ni nadie debe distraer al mago y, si el hechicero se distrae, deberá pedir disculpas a los espíritus convocados durante la ceremonia y volver a comenzar desde el principio.

3. Infinita paciencia

La tercera ley de la Magia Gitana recomienda tener siempre paciencia, ya que, en el mundo material, cualquier deseo que se siembra debe crecer poco a poco para desarrollarse con fuerza.

4. Actuar en secreto

La última ley y, tal vez, la más importante, afirma que siempre se debe mantener el secreto. Jamás se debe decir qué estamos haciendo ni cuál es nuestro propósito. Esto es fundamental, dado que quien habla de su deseo, únicamente logra que el mismo se debilite hasta morir.

FILTROS Y HECHIZOS PARA EL AMOR

Cuentan las gitanas que, por cada dos consultas sobre problemas de salud o de dinero que responden, deben atender por lo menos a veinte clientes que sufren penas de amor. Así, la indiferencia del ser amado, la infidelidad, la impotencia o la frigidez son -según estas experimentadas y sabias hechiceras- los conflictos básicos de alma humana.

A continuación, le ofrecemos los más poderosos hechizos de amor de las gitanas. Siga cuidadosamente las instrucciones, paso a paso, y si no le da resultado al primer intento, espere un mínimo de tres meses y repita toda la operación.

Cuando su amor no es correspondido

Si usted está interesado en alguien que no le presta la debida atención, con este hechizo logrará conmoverlo y encender en su corazón la llama del deseo. Procure que la persona amada deje la huella de sus pies en la tierra. Enseguida, recoja el puñado de tierra en el que se ha marcado la huella y llévela hasta el sauce más cercano que encuentre. Al pie del tronco, haga un agujero y deposítela en el pozo. Mientras lo hace, repita: “Mi tierra, sobre tu tierra; aquí se unirán. Así yo hago que mi amor sea reconocido por tu corazón. Crece, crece, crece, gran árbol de Sauce, y trae a mi vida su dulce atención”.

Si nuestra pareja se muestra poco apasionada

Este ritual se utiliza pura y exclusivamente cuando la pasión decrece. No es recomendable practicarlo si la relación íntima es reciente, ya que puede quebrar el vínculo en vez de fortalecerlo. Tome algunos cabellos de su pareja y una moneda plateada, que quien usted ama haya llevado consigo, por lo menos, durante doce horas. Hiérvalos en un jarro enlozado nuevo, lleno de vino. Introduzca también un poco de su saliva y ruda. Después de una hora, retire la moneda, tómela con su mano derecha y acérquese a su amor, pronunciando las siguientes palabras: “Rosa de amor y fulgor de espina”. Hágalo en voz bastante alta para que la otra persona pueda escucharlo. Para finalizar, tóquele ligeramente su hombro izquierdo. Después de realizar este hechizo, verá renacer el deseo.

Contra la infidelidad

Obtenga un mechón de cabellos de la persona infiel. Quémelos sobre ascuas de carbón y arroje las cenizas encima de la cama donde ambos duermen. Previamente, deberá derramar sobre la cama algunas gotitas de miel y limón, sin que nadie lo note. Luego de esto, su pareja pasará por un breve período de confusión, hasta volver a sus brazos, arrepentida y enamorada como al principio. Otras gitanas recomiendan deshojar una rosa y hacer que sus pétalos sean tocados, apenas, por el fuego. Después, se los coloca debajo de la almohada del ser querido y se dejan allí hasta que el riesgo de infidelidad desaparezca.

Eternamente juntos

Tome el bulbo de una flor, preferentemente de un tulipán, y plántelo directamente en la tierra. Si no es posible, hágalo en una maceta virgen. Mientras lo planta, pronuncie siete veces el nombre de quien ama. No olvide de prestarle a su nueva planta los cuidados necesarios para que la flor crezca fuerte y esplendorosa. Para que el amor se afirme, acérquese al tulipán todos los días y diga tres veces: “Le di mi corazón a mi amado”. Después de recitar esta plegaria, deberá mencionar el nombre del ser querido siete veces seguidas. Mientras crezca la flor, así se desarrollará un amor sólido y glorioso.

Para vencer la impotencia y la frigidez

Éste es uno de los hechizos más antiguos y poderosos que existen en la tradición gitana, pero resulta prácticamente imposible llevarlo a cabo en la actualidad, porque el mismo consiste en conseguir las uñas del pie izquierdo de un lobo y llevarlas siempre con uno para incrementar el deseo del compañero y tener una vida sexual ampliamente satisfactoria. Para reemplazar este hechizo, se pueden conseguir las uñas de un perro de gran tamaño -mejor si es un ovejero alemán- y llevarlas en una bolsita de terciopelo roja hecha a mano.

FÓRMULAS MÁGICAS PARA DOMINAR LA VOLUNTAD DEL AMADO/A

Si queremos dominar a alguien hasta lograr que se rinda por completo a nuestros deseos, la magia gitana, sabia en estos asuntos, recomienda algunas sencillas recetas.

  • Para tener poder sobre otra persona, cocínele pollo fresco y procure esparcir, sobre la porción de la “víctima”, un poco del polvo que desprenden las hojas de higuera. Esto actuará como una especie de encantamiento, haciendo que usted tenga el dominio en todas las situaciones.
  • Si usted pretende tener a su enamorado a sus pies debe, en primer lugar, obtener un zapato que él o ella haya usado varias veces para ponerlo debajo de su propia cama atado con trece vueltas de cinta roja. Después de una semana, regréselo al dueño, sin que éste se dé cuenta de lo sucedido. Es aconsejable que la devolución se efectúe durante el ocaso. La cinta deberá guardarla y ponérsela cada vez que se encuentre con él o ella.
  • Para que únicamente usted ejerza el dominio sexual sobre la persona amada y a fin de que nadie se atreva a seducirla, prepare una infusión siguiendo estas indicaciones: Caliente un poco de vino tinto con dos cucharadas de jugo de zanahoria, una rodaja de limón maduro y media hojita de ruda. Antes de que hierva, retírelo del fuego y póngalo en la heladera hasta que se enfríe. Luego, invite a su amante con una copita de esta bebida.

CÓMO REVERTIR UNA MALDICIÓN GITANA

Muchos hechizos zíngaros se basan en el poder mágico que tiene la palabra hablada, en especial, los conjuros y las maldiciones. Es así que, cuando un gitano se ensañaba con alguien o si se sentía contradicho en sus caprichos, era habitual que se se vengase diciendo frases secretas cargadas de deseos negativos contra la persona que lo había agredido.

Peligrosas y certeras -según las víctimas- “como veneno de cobra”, siempre es mejor saber cómo defenderse de estos ataques psíquicos, para evitar las desgracias terribles que los mismos suelen acarrear. Con el objetivo de quebrar esos maleficios y hacerlos retornar, a la vez, hacia quien los desató, los mismos gitanos concibieron algunas técnicas. La más difundida, aún hoy, es el uso objetos protectores, básicamente dos: el “espejo conjurado”

y la “herradura quemada”. El espejo conjurado consiste en un pequeño espejo de mano que debe llevarse escondido a misa entre las ropas, si es posible, pegado con cinta adhesiva sobre el corazón, durante doce domingos. Así consagrado, los gitanos lo llevan siempre consigo y lo tienen cerca de la cabecera de su cama, en caso de temer que los maldigan por la noche.

Con la herradura se procede igual: hay que llevarla en el zapato izquierdo durante doce domingos. Pero, cumplido este plazo, se la pone sobre carbones encendidos durante doce minutos repitiendo: “Gana, Gana, Gana, haced que todo mal proveniente de los infiernos

se aleje de mí y recaiga sobre aquél que lo produjo. Protégeme y concédeme la eterna armonía. Destierra la desventura y defiéndeme siempre.”

Cada vez que precise del refugio y la ayuda contra el daño y la envidia, pronuncie esta oración y ella le brindará el resguardo solicitado, incluso, si no lleva consigo su amuleto.

TALISMANES DE LA BUENA FORTUNA

  • Los gitanos confían ciegamente en los talismanes de la fortuna, así como en las piedras mágicas. Además, usan muchos objetos de oro -que hacen bendecir en la Iglesia- porque creen que atrae la prosperidad, y diversas joyas que exponen a la luz de la luna, con el fin de adquirir poderes. Pero, de entre todos sus amuletos, en el que más confían es en el “putsi”, una bolsita mágica que aleja los malos espíritus y ayuda a vivir en la abundancia.
  • Para fabricar usted también un putsi, adquiera un retazo de seda roja y haga una pequeña bolsita. Dentro, coloque: pétalos de rosas, un anillo de boda (de su madre o abuela), un guisante, dos dientes de ajo, una moneda de oro o plata, un trozo de raíz de lirio y un pedacito de carbón. Se le puede agregar también una pluma de pájaro, un poco de cáscara de limón y gotas de lavanda. Lleve siempre esta bolsita de seda cerca de la piel o colgada al cuello, como si se tratase de un collar. Los hombres pueden, si prefieren, prenderlas en los cinturones.
  • Otra versión, pero más indicada para la suerte amorosa, es el putsi verde. La base de este talismán hay que fabricarla con un fruto de bellota, dado que las bellotas incentivan el deseo y -dicen los gitanos- “hacen que el amor de cien años tenga siempre buen sabor”. Lo ideal es confeccionar una bolsita verde de seda comprada especialmente para este fin e introducir en ella dos o tres bellotas y llevarla siempre con usted, vaya donde vaya.

Fluido magnético para usar antes de una cita

Las gitanas enamoradas acostumbran a usar distintas clases de fluidos para embrujar al hombre que aman. Si usted -sea hombre o mujer- quiere lograr los mismos resultados, siga estas instrucciones:

Coloque dos pétalos de jazmín, dos hojas de limonero, cuatro ramitas de canela, dos clavos de olor y dos cucharadas de miel en un recipiente lleno con agua de lluvia. Revuelva bien y guárdelo en un lugar seguro durante una semana. Al cabo de siete días, la reparación ya estará lista para ser utilizada. Antes de ir rumbo al encuentro, desnúdese y salpique sobre toda su piel algunas gotas de este fluido y deje que se sequen naturalmente. Lo que resta podrá ser guardado en un frasco, hasta que precise volver a usarlo.