Puntos energéticos en la Cordillera de los Andes

Octubre 4, 2017

Desde todos los tiempos, los seres humanos han conectado con otras dimensiones del Ser desarrollando mediante la conexión con su divinidad, maestros y guías, la orientación acerca del devenir del mundo, del planeta tierra, de las problemáticas y realidades que podríamos prevenir si tomáramos conciencia de la Unidad que tenemos con el Ecosistema.

Desde un punto de vista puramente social, las cuestiones políticas y económicas ocupan el centro de la atención de los ciudadanos teniendo escaso tiempo y energía para las temáticas de índole del Ser, la Conciencia y el Amor. En este sentido hacer referencia al Despertar de la conciencia, el mundo espiritual y la conexión con lo divino pasa por algún momento a convertirse en un aspecto mediático o de última moda que lejos de acercarnos a nuestra verdad, nos aleja de una visión trascendental del ser humano.

Tenemos que rescatar la posibilidad de ayudarnos a darnos cuenta de la realidad que nos habita y que yace completamente dentro de cada uno de nosotros y realmente es ella junto a los cambios climáticos, sociales y espirituales la que de verdad nos está haciendo despertar.

Esta realidad está vinculada a la posibilidad concreta que hemos tenido en varias generaciones de superar el antagonismo entre lo llamado masculino- femenino, mente racional-intuitivo, mundo científico- mundo artístico y/o vivencial. Esta dicotomía occidental nos ha llevado bastante lejos de nuestro Ser real y nos mantiene separados de nuestros cuerpos, viviendo desde una lógica descorazonada de disociación entre el cuerpo, mente y espíritu.

¿CUÁL ES EL PLAN DIVINO?
En el Plan Original o también llamado Plan Divino por el mundo de lo llamado invisible, la Red de Amor Universal permitió a lo largo de millones de años resguardar los registros o plantillas energéticas de ciertos puntos de luz de la tierra, que a pesar de la densidad de los pensamientos humanos, habían logrado ser custodiados por guías, seres y almas que mantuvieron la conciencia de Unidad.

LOS GUÍAS O GUARDIANOS
Estos guías y guardianes de los registros akáshicos, memoria del cosmos, mantenían la pureza y vibración en su corazón hacia la conciencia del Plan Original. Aquellos guardianes, servidores y guías del akasha estaban llamados a iluminar su conciencia de separación y alcanzar un estado de Unidad con la
Fuente que les permitiera volver a conectar su corazón con el Gran Propósito del Plan Divino. Este Plan proyectaba que 144.000 semillas o almas guardianas del Plan ayudarían a la Tierra a despertar del olvido de la Luz, y a reorientar el camino hacia la inmensidad de conexión con la Fuente, Padre, Dios. Estas llamadas semillas están en conexión con sus dimensiones espirituales más expandidas pudiendo reorientar el corazón al camino de su esencia.

LA KUNDALINI
La Madre Tierra ocupa el epicentro de esta llamado del despertar de las almas en el sentido de ayudarnos a recordar aquello que realmente nos hace vibrar y retornar a la integración de lo que somos. Varios guías del mundo holístico coinciden en que la Kundalini o Serpiente de Luz avanza hacia la Cordillera de los Andes para activar la energía femenina de la tierra, sanar memorias y ayudarnos a reconectarnos con nuestro proceso espiritual. El llamado que brota de este nuevo paradigma está vinculado a comprender qué estamos en una oportunidad valiosa para avanzar en temas trascendentales como la reconciliación con nuestra historia humanidad, la integración entre los mundos científico y místico, la ecuanimidad entre los géneros, el respeto por la diversidad de etnias y el respeto por la Unidad entre culturas….

Camila Muriel Aguayo
Terapeuta al propósito de la Conciencia y Educación – Psicóloga Clínica -Mag. En
Psicología de la Adolescencia- Lectora Certificada de Registros Akáshicos ARCI-
Consteladora Akáshica www.psicologia-conciencia.com

LEE EL ARTÍCULO COMPLETO EN LA EDICIÓN 613 DE REVISTA PREDICCIONES