Limpieza de casas embrujadas

enero 13, 2011

Las casas pueden transformarse en verdaderos depósitos de energías negativas a causa de influjos malsanos o trabajos de magia negra.  Aprenda a detectar SI una vivienda está embrujada y a purificarla por completo.

Si los habitantes de una vivienda sufren mareos, vómitos, depresión, terrores nocturnos; si desatan peleas sin motivo; si experimentan un repentino rechazo sexual por parte de sus parejas; si pierden dinero o fracasan a menudo en los negocios, es probable que estén siendo víctimas de un hechizo o que una gran carga de energía malsana se haya acumulado en su hogar.

Las casas “embrujadas” no son una mera manifestación de la imaginación popular, sino una realidad palpable.  El embrujo puede consistir en el “envío” -por encargo, o personalmente- de malas energías por envidia, odio, venganza o con el fin de perjudicar a toda una familia.

Pero, a veces, la persona que embruja una casa no es consciente de lo que está haciendo, ya que es su propia negatividad la que causa el daño, aunque no sea esa su intención.

Afortunadamente, existen muchísimos métodos para “desprenderse” de esas malas vibraciones.  En esta nota, recomendamos, para lograrlo, una serie de técnicas simples y efectivas, que cualquier persona puede poner en práctica.

Precauciones Generales

1. Cuando se limpia una casa (o un comercio, oficina, etc.), la persona que lo hace debe vestir únicamente ropa blanca.

2. Antes de iniciar la limpieza, se debe pedir la bendición de Dios.

3. La limpieza se debe hacer con “mucha fe”, pidiendo a Dios y/o al santo o ángel de quien se es devoto, que colabore guiándonos y protegiéndonos y que au-mente nuestra fuerza para desalojar a las energías negativas  para que éstas no nos ataquen.

4. Es aconsejable que la persona que haga la limpieza tenga siempre consigo una cruz, una medalla o cualquier símbolo de su religión, que la proteja durante todo el tiempo que esté trabajando.

5. Las limpiezas se hacen siempre sin calzado, a lo sumo vistiendo medias blancas de algodón.

Tomadas estas precauciones y en buena disposición de ánimo, se comenzará la tarea.

Defumación Previa

Antes de cada limpieza y, para mejor resultado, se deberá realizar una defumación de la siguiente manera:

  • En un incensario o defumador (pequeña vasija que puede ser de cerámica, metal, barro, etc.), se colocará: ruda macho, romero, incienso en grano, benjuí, contrayerba, estoraque, alhucema, laurel, y sangre de Drago (estas dos últimas, fundamentalmente, en caso de magia negra).
  • Debajo de los elementos se pondrán 7 carboncitos encendidos.
  • Cuando comience la defumación, se empezará desde la última habitación o ambiente, llevando el incensario o defumador en la mano y caminando hacia delante (hacia la puerta de salida).
  • Se pasará el defumador en forma de cruz por las esquinas de cada ambiente, así como por su y también dentro de los armarios y por sobre las camas.
  • El mejor día para realizar limpiezas mágicas es el martes.
  • Todos los elementos recomendables se venden en negocios del ramo y son de bajo costo.

ORACIÓN DE APERTURA

Luego de la defumación, diremos la siguiente oración, profundamente concentrados y agradeciendo el apoyo espiritual del Ser Supremo que guíe nuestra vida: “Dios, Nuestro Padre, Tú que Eres todo poder y bondad, da fuerzas a aquél que pasa por las pruebas, da fe a aquél que procura la verdad y pon en el corazón del hombre la compasión y la caridad.  Dios, da al viajero una estrella guía; al afligido, consuelo; al doliente, reposo; al huérfano, un padre.

Señor, que tu bondad se extienda sobre todo lo que creaste, inclusive en esta casa (o negocio).  Piedad,  Señor, para aquellos que no te conocen, esperanza para los que sufren.  Que tu bondad permita a los espíritus consoladores que derramen por todos los lugares la paz, la esperanza y la fe.  Padre, dame la Energía Divina, dame la fe, la caridad pura para trabajar y la simplicidad que hará de mi alma un espejo donde pueda reflejarse tu Divina Imagen.  Que así sea.”

Purificación con hierbas mágicas (Este es uno de los métodos de limpieza más eficaces)

En un recipiente con 5 litros de agua, se debe echar un puñado de cada una de las hierbas: ruda macho, ruda hembra, romero, alhucema, quiébralo-todo, artemisa y espada de San Jorge.  Se deja la preparación al sereno durante 24 horas para que se macere bien. Una vez macerada, se separa un litro y se reserva para utilizarlo después de la limpieza. Ahora, se procederá a limpiar el lugar con el líquido que ha preparado. Se baldea bien todo el lugar y luego se enjuaga bien con agua. Acto seguido, se toma el litro de líquido reservado previamente y se procede a darse un “baño de descarga”. Para ello, se vierte desde el cuello hacia abajo. Si quedaran restos de líquido en el piso, se limpian con un trapo absorbente y se deposita el contenido líquido del trapo en una botella a la que se tapará. Hay que llevar la botella a 7 cuadras de la casa o comercio y dejarla allí. No se podrá pasar por ese lugar durante los 7 días posteriores.

Cómo limpiar un negocio

Esta limpieza debe hacerse un martes o un viernes.  Antes que nada, hay que defumar el lugar en la forma antes indicada usando, por lo menos, una bolsita completa de incienso en grano.

Necesitará:

  • 7 billetes de uso corriente de 1 dólar
  • 7 monedas
  • Un metro y medio de cinta bebé roja
  • Pemba roja
  • 7 velas de San Jorge
  • 1 velón de miel.

El procedimiento será el siguiente:

  • Con cada billete, envolveremos una moneda, lo que hará 7 paquetitos. Los ataremos con un trozo de la cinta roja y los colocaremos en el centro de un pentagrama que dibujaremos (se lo puede dibujar con una tiza en el suelo o simplemente en una cartulina).
  • Se encenderá una vela cada día hasta completar una semana, rezando la oración de apertura citada.
  • El último día se encenderá también el velón de miel.
  • Una vez llevado a cabo el ritual, se deberá salir del negocio el lunes por la noche caminado 7 cuadras consecutivas, depositando un paquetito en cada esquina y agradeciendo la ayuda recibida.

Protección para toda la familia

Este ritual protege a la familia de agresiones energéticas, la envidia y otros daños.

Necesitará:

  • 7 vasos con agua
  • 7 velas blancas
  • 7 piedras imán
  • 1 fluido lavacasas
  • 1 fluido destrabe

Con todos estos elementos en nuestro poder, un lunes, un viernes o una noche en que la Luna esté en cuarto menguante, se procederá de la siguiente forma:

  • Se defumará la casa y, luego, se colocará, en sus 4 puntos cardinales un vaso con un poco de agua, un chorro de los fluidos y una piedra imán en cada uno.  También, se encenderá, al costado de cada vaso, una vela.
  • Se agrupará a los integrantes de la familia, con los párpados bajos, de pie, uno cerca del otro.
  • Se colocarán los 3 vasos restantes, junto con las 3 velas, alrededor del grupo familiar en forma de triángulo.
  • Se rezará el Padrenuestro mientras se salpica ligeramente a cada uno de los integrantes del grupo con el fluido destrabe.
  • Luego, se mezclará un poco de fluido lavacasas y destrabe. Con la mezcla, se irá salpicando en forma de cruz todas las paredes y pisos de la casa.
  • Se procederá a apagar cada una de las tres velas que rodean al grupo en su vaso correspondiente, pero se dejarán encendidas las otras hasta que se consuman por completo.
  • Las tres piedras imanes se deberán arrojar a un río, mientras las otras cuatro quedarán en poder de la familia (enterradas en una maceta que esté dentro de la casa).
  • El resto de los elementos se tirarán en una cloaca o boca de tormenta.

INGRESA A NUESTRA COMUNIDAD EN FACEBOOK