Incentivar la creatividad

Agosto 30, 2017

La creatividad, también denominada inventiva, pensamiento original, imaginación constructiva o pensamiento divergente, consiste en la capacidad de generación de nuevas ideas o conceptos, así como de nuevas asociaciones entre ideas y conceptos conocidos; lo que habitualmente produce soluciones originales. Aquí, queremos centrarnos en la aplicación útil de la creatividad, es decir, en el aspecto práctico que le sirva a usted para aplicarlo en los problemas de la vida diaria. Le mostramos cuáles son las capacidades y las cualidades de su personalidad que deberá resaltar, los pasos que debe seguir para encontrar una solución creativa a un conflicto y, finalmente, algunas técnicas para poder generar buenas ideas.

¿Qué hace falta para ser creativos?

A fin de incentivar su creatividad, deberá poner en práctica estas capacidades y características de personalidad:

  • Motivación
  • Confianza en sí mismo
  • Valor
  • Flexibilidad
  • Sensibilidad
  • Alta capacidad de asociación
  • Agudeza de percepción
  • Capacidad intuitiva
  • Imaginación
  • Curiosidad intelectual
  • Sentimiento de seguridad
  • Soltura y espontaneidad
  • Entusiasmo
  • Profundidad de análisis
  • No tener prejuicios
  • Perseverancia
  • Libertad de pensamiento
  • Capacidad crítica

6 pasos para la solución creativa de problemas

1-     Formular el objetivo: plantear el problema que nos aqueja.

2-     Recoger toda la información necesaria: datos, sentimientos, percepciones, opiniones, etcétera.

3-     Reformular el problema: en base a la información obtenida.

4-     Crear las ideas: establecer, a través del método más eficaz, ideas que podrían ser la solución. Lo más adecuado es recurrir a un pensamiento fluido para generar el mayor número posible de ideas para, luego, elegir una que realmente se efectiva para su resolución.

5-     Seleccionarlas: considerar los inconvenientes posibles y adecuar las ideas a los recursos que tenemos.

6-     Establecer un plan de acción: éste será el momento de juntar y buscar los recursos para llevar a la práctica el desarrollo de la idea.

Métodos para generar buenas ideas

Las técnicas más conocidas:

  • Mapas mentales: se ramifica el problema en forma de cuadro sinópticos, con imágenes o palabras clave.
  • Búsqueda de analogías: ver el problema según su parecido con otros, aunque sean de distinta clase.
  • Lista de atributos: buscar todos los aspectos positivos de una cuestión y, de allí, reinventar otros más.
  • “Brainstorming”:  lluvia de muchas ideas, libres de todo prejuicio.
  • “Brainwriting”: igual al anterior, pero por escrito. Útil para tímidos.
  • Sinéctica: la unión de elementos distintos de un tema, aunque parezcan totalmente irrelevantes.
  • El arte de preguntar: a través de las preguntas, se abren diferentes perspectivas del problema.
  • Abstracción: analizar y extraer detalles de un todo ya elaborado.