Elija el mejor día para hacer sus hechizos

marzo 17, 2011
Rituales y astrologia

… SEGÚN EL PLANETA QUE BENEFICIE MÁS SUS OBJETIVOS

En cuestiones de magia ritual, hay muchos factores que determinan la eficacia de los mismos. Para ello, será necesario considerar que existe un día determinado en la semana en el que los planetas nos aportan su máxima eficacia en los  rituales y ceremonias. Esto sucede porque cada jornada está gobernada por un astro y, según laa características de cada uno, es propicio o no ejercer nuestra magia. Veamos cuál es el día que debe elegir según el planeta que lo rija y el ritual que realice.

DOMINGO, REGIDO POR EL SOL

Rituales para:

  • Adquirir: éxito, poder, riqueza, honor, gloria, y favores, directos o indirectos, de quienes están posicionados en lugares de jerarquía. También, ascenso laboral y la concreción de objetivos personales.
  • Eliminar: la tristeza, la inmovilidad, el ocio improductivo, los vicios y la confusión.
  • Fortalecer: amistades, la autoestima, el orgullo propio y la vitalidad, el perfeccionamiento de la profesión.
  • Colores: amarillo, dorado y naranja.
  • Incienso: pachulí.

LUNES, REGIDO POR LA LUNA

Rituales para:

  • Adquirir: amor, receptividad, fertilidad femenina (maternidad), reconciliación con la pareja o la familia.
  • Eliminar: malos entendidos en la comunicación.
  • Fortalecer: el amor y el diálogo en la pareja, con amigos, colegas o socios; concretar viajes.
  • Colores: blanco, plateado, gris.
  • Incienso: estoraque.

MARTES, REGIDO POR MARTE

Rituales para:

  • Adquirir: dinamismo, valor, habilidad y coraje para resolver conflictos, liderazgo.
  • Eliminar: enemigos, agresividad, peleas y enojos, hechizos maléficos, condicionamientos externos negativos que impiden progresar.
  • Fortalecer: energía física, honores familiares, el resultado de enfermedades y operaciones quirúrgicas, la toma de decisiones importantes.
  • Colores: rosa, rojo y fucsia.
  • Incienso: copal.

MIÉRCOLES, REGIDO POR MERCURIO

Rituales para:

  • Adquirir: éxito en transacciones por negocios y operaciones financieras, de inversión o inmobiliarias. También, ayuda a desarrollar las facultades adivinatorias y psíquicas.
  • Eliminar: la confusión que produce la dicotomía sentir-pensar a la hora de  resolver asuntos. Trabas económicas y profesionales.
  • Fortalecer: la inteligencia, las estrategias propias de prosperidad, la comunicación, el éxito en los estudios y emprendimientos intelectuales.
  • Colores: violeta, verde, dorado.
  • Incienso: lavanda.

JUEVES, REGIDO POR JÚPITER

Rituales para:

  • Adquirir: poder, riqueza, fertilidad masculina, magnetismo sexual, valentía y coraje para acometer emprendimientos profesionales de gran envergadura.
  • Eliminar: obstáculos para canalizar positivamente los objetivos que nos conducen hacia la felicidad.
  • Fortalecer: los resultados en la Alta Magia, las relaciones amistosas, profesionales  y de trabajo, el altruismo y la caridad hacia nuestros semejantes.
  • Colores: celeste, azul, gris plomo.
  • Incienso: mirra.

VIERNES, REGIDO POR VENUS

Rituales para:

  • Adquirir: belleza, bondad, amor, felicidad y viajes.
  • Eliminar: discusiones, peleas con superiores o padres, rupturas de pareja.
  • Fortalecer: la capacidad de amar y de gozar de la vida, el enamoramiento de pareja; propiciar alianzas y compromisos.
  • Colores: verde, rosa, blanco.
  • Incienso: canela.

SÁBADO, REGIDO POR SATURNO

Rituales para:

  • Adquirir: herencias, protección, la ayuda de guías o maestros espirituales, el   equilibrio del karma y  la justicia.
  • Eliminar: hechizos negativos, ataques psíquicos, malas energías, obstrucciones, discordias familiares y depresiones, vampiros energéticos.
  • Fortalecer: la comunicación con los espíritus, la responsabilidad y los límites personales.
  • Colores: negro, gris, rojo oscuro.
  • Incienso: sándalo.

Todas estas recomendaciones son ayudas que la astrología y el Universo han puesto a nuestra disposición para obtener los mayores beneficios en nuestras vidas.

Recuerde que cualquier día es bueno para pedirle a Dios, mientras lo realice con la fe y la buena intención de su corazón.