Detecte los sectores negativos de su casa

agosto 23, 2011
Decision

La Radiestesia deriva del antiguo arte de los rabdomantes, personas sensitivas que buscaban agua por debajo de la tierra por medio de una vara en forma de horquilla. Hoy por hoy, este arte se aplica también a las energías de una casa.

L a energía se mueve dentro y fuera de nuestro cuerpo. Cuando hay energía negativa en un ambiente, nos afecta  directamente pues atraviesa nuestras células, y eso puede ser un factor determinante para que las malas influencias se peguen a nuestro espíritu, mente o a nuestro cuerpo. Pero, también, existen factores externos que producen ondas energéticas nocivas que pueden alterar la vida de los habitantes de una casa. En esta nota, aprenderá a detectarlos y a corregirlos para armonizar su hogar.

El legado de los Atlantes

Aunque ahora se comienza a prestar atención a la radiestesia y las energías planetarias, los antiguos zahoríes (rabdomantes) utilizaban varillas y péndulos hace miles de años para buscar agua y, sobre todo, para detectar las zonas de riesgo energético. Por otra parte, estos antiguos sabios eran convocados por las civilizaciones antiguas para que eligieran el lugar donde las vibraciones energéticas fuesen positivas, a fin de erigir en ellos sus templos y monumentos. Existen múltiples evidencias de que nuestros antepasados eran maestros en el arte de la radiestesia.

Se dice que estos conocimientos fueron legados por los atlantes, que conocían el poder de los campos energéticos y los manejaban a voluntad.

¿Existen ondas energéticas negativas en su hogar?

No todas las casas poseen energías nocivas. Se puede comprobar que existen cuando, por ejemplo:

  • Se sufre de insomnio.
  • Se padecen desequilibrios constantes en la salud física y emocional.
  • Hay exceso de actividad energética en una zona y eso produce intranquilidad, nerviosismo e hiperactividad en algunas personas.
  • Se debilita el sistema inmunológico.
  • Las plantas mueren y los animales enferman.

Si alguien está expuesto por mucho tiempo a influencias energéticas nocivas, se descompensa su campo magnético externo, sus células se despolarizan y no trabajan en relación armónica; lo que deriva en múltiples trastornos.

Los factores de riesgo

Existen diversos factores que pueden producir acumulaciones de energía negativa en un lugar. Los más comunes son: fallas geológicas, ríos subterráneos, la red Hartmann, cañerías y pozos ciegos, campos eléctricos o electromagnéticos, radiaciones infrarrojas y la presencia de materiales radiactivos.

Cualquiera de estos factores puede crear un vórtice de energía maligna. Para poder detectar estas fallas, es necesario contar con una “vara” de radiestesia”. Es fácil de confeccionar y eficaz.

Los instrumentos de radiestesia

Para detectar campos energéticos se utilizan dos instrumentos básicos: el péndulo y las varillas.

  • Varillas: consiga 2 barras de bronce de 5 mm de diámetro y 50 cm de largo. Doble cada una a diez centímetros, en uno de los extremos, de modo que quede formada una especie de letra L.
  • Péndulo: consiga un cordel de algodón o similar (no plástico) y átelo a un cairel de cristal de lámpara, a una plomada o a cualquier objeto puntiagudo.

¿Cómo funcionan?

El péndulo y las varillas son amplificadores de ondas bioenergéticas. Cada persona posee una forma de energía alimentada por fuerzas cósmicas y telúricas. La bioenergía es una energía muy sensible y se pone en contacto con las otras manifestaciones energéticas que actúan en el medio. Al sintonizarse con los instrumentos, la persona les transmite sus percepciones y éstos actúan como amplificadores de esas vibraciones, moviéndose y oscilando. Cada radiestesista usa sus propios instrumentos y ha de establecer un código. Por ejemplo, si el péndulo gira en el sentido de las agujas del reloj la respuesta es “sí” y, si gira en sentido contrario, es “no”. Lo mismo sucede con las varillas: si se unen es “no” y, si se separan, es “sí” o viceversa. Cada código es personal, debe establecerlo.

Instrucciones de uso

Para emplear el péndulo, sosténgalo del hilo, a unos quince centímetros de distancia y déjelo suspendido sobre cada lugar que desea explorar. En el caso de las varillas, tome una en cada mano, sosteniéndolas por su parte más corta.

¿Qué son los vórtices negativos?

Los vórtices pueden provenir de diversas partes del suelo. Son acumulaciones de energía que, por su elevada radiación, resultan negativas para la salud. Se detectan por el movimiento de las varillas o el péndulo. Por ello, cuando localice un vórtice negativo en su hogar asegúrese de que no esté encima del mismo la cabecera de una cama, una mesa donde se come habitualmente o el lugar de trabajo. Si así fuera, corra inmediatamente de lugar la cama u otro mueble.

¿Cómo neutralizarlos?

Para revertir la polaridad negativa de un vórtice, hay varios métodos. Uno es correr los muebles u objetos del lugar. Otro es retirar los aparatos eléctricos de dormitorios y otros sitios muy frecuentados, y evitar que la cabecera de la cama esté encima de desagües.

Existen además algunos elementos específicos de radieste- sia. Uno de ellos es ubicar sobre la zona del vórtice una malla de cobre; otro es colocar bajo el colchón un trozo de cuero de color azul. También, se puede acudir a diseños psicotrónicos protectores.

Atraiga el amor a su hogar y aleje el mal

La magia del péndulo sólo funciona si usted tiene un deseo concreto de amor. Desear significa que todas las energías emocionales, físicas y mentales están dispuestas a reaccionar para conseguir su meta, en este caso, un nuevo amor.

Preparación del ritual

Para comenzar este ritual, primero prepare su péndulo. Hay varios tipos (en cuanto a formas y materiales), por ello, le aconsejamos que utilice el que le resulte más adecuado.

Luego, busque un lugar tranquilo, donde nadie lo moleste y donde no haya ruidos, ni vibraciones sonoras capaces de modificar el movimiento de su péndulo.

A continuación, tome un papel o cartulina color roja, y trace en el centro – con un compás-, un círculo de 10 cm de diámetro.

Entonces, recórtelo por el círculo y con una fibra negra escriba su deseo de atraer el amor, la alegría y la paz a su hogar.

¿Cómo usar el péndulo?

Una vez preparado el círculo rojo, colóquelo sobre una mesa (péguelo con un poco de cinta adhesiva) y siéntese enfrente del mismo. Levante el péndulo con su mano derecha y sosténgalo en el aire, justo arriba del centro del círculo (si es necesario, dibuje suavemente con un lápiz una cruz justo en el centro, como guía).

En primer lugar, lea para sí la frase escrita en el papel. Luego, si este objeto comienza a moverse en forma positiva (de Norte a Sur), significa que usted está deseando algo que le corresponde y que se merece. O sea, la frase que ha escrito es correcta. En caso contrario, si el péndulo se mueve de forma negativa (de Este a Oeste) deberá replantear su objetivo.

¿Cómo interpretar los movimientos del péndulo?

Téngalo en cuenta para estos rituales o para todo tipo de ejercicios que realice con el péndulo:

  • Movimiento de adelante hacia atrás (Norte – Sur): es positivo y significa que el deseo está en proceso de cumplirse.
  • Movimiento de izquierda a derecha (Este-Oeste): es negativo y significa que algo anda mal, es decir, que existe un obstáculo que impide que su deseo pueda concretarse.
  • Movimiento en forma circular: todo llega, pero requiere tiempo. Implica tener paciencia, perseverancia y sobre todo, no perder las esperanzas de que es posible cumplirlo.
  • Sin movimiento: no es el momento adecuado para que su deseo se cumpla.