Destrabes económicos con llaves

mayo 12, 2011
destrabes econ. con llaves

Utilice este símbolo de apertura para destrabar asuntos financieros y laborales. Con el poder abrecamino de las llaves podrá acceder a puertas hasta ahora bloqueadas pero que le deparan prósperas oportunidades.

Es imposible hablar de llaves sin mencionar su complemento, las cerraduras. Ambos elementos tienen un poder simbólico muy fuerte. Las cerraduras se han utilizado para proteger propiedades, en las puertas de casas, comercios y oficinas; para guardar valores, como dinero y documentos en las cajas fuertes; para esconder secretos, como las de los cajones o diarios personales; para ejercer poder, como los antiguos cinturones de castidad; para cumplir con el castigo de la ley, como las de las cárceles, entre otros muchos usos.  Las llaves también tienen una carga simbólica en nuestra vida cotidiana. El que tiene las llaves tiene el poder, ya sea el carcelero de un penal, el portero de un edificio o el encargado del llavero general de una oficina.

En otras ocasiones, las llaves son símbolo de exclusividad o status, como las que abren el acceso a un club social o a una zona exclusiva, a un área restringida o un cofre. También proporcionan privacidad, como las llaves de la habitación de un hotel o del casillero personal en un centro deportivo. Para un hijo que por primera vez recibe las llaves de su casa, este hecho representa todo un acontecimiento en su vida, pues indica que es merecedor de tal responsabilidad. Entregar a la pareja las llaves de nuestra casa también es un acto simbólico de confianza y amor. Por ello, se dice que entregamos las llaves de nuestro corazón. Por otro lado, vemos que cuando se entregan casas, departamentos o autos en concursos, lo que se da en realidad es la llave. Es un hecho simbólico que hace que la llave se transforme en un factor que puede dar paso a la fortuna.

Como la Magia actúa por analogía, las llaves usadas en rituales pueden activar energías que abran y cierren compuertas. Muchas veces sucede en nuestra vida que tenemos delante puertas que se han cerrado (en el amor, el trabajo, el crecimiento personal) y no sabemos cómo abrirlas, no sabemos dónde está la llave o la clave que destrabe la cerradura. Otras veces lo que necesitamos es cerrar puertas, poner cerrojos para protegernos o dar fin a circunstancias que nos perjudican. Cada uno atesora en su interior las llaves correctas para cada puerta y situación, sólo tenemos que tener sabiduría para identificarlas y coraje para usarlas. La magia nos ayudará en esta tarea de crecimiento, con fe y constancia los rituales nos revelarán dónde está la clave.

Llavero de la fortuna

Objetivo: este objeto y su ritual echará luz en sus pensamientos para que pueda identificar aquellas habilidades personales y situaciones del entorno que son favorables para atraer la fortuna económica a su vida. Una vez que las descubra, explótelas al máximo. Además, este llavero es un activador de la buena suerte.

Procedimiento: debe reunir cinco llaves viejas, pueden ser modernas o antiguas, todas distintas, no réplicas. Cada una abrirá una puerta distinta que conducirá hacia la fortuna. También necesitará un llavero argolla grande, para poder pasar todas las llaves, puede confeccionarlo con un alambre. Otra opción es que use un portallaves de pared, con 5 ganchos, uno para cada llave.

Lije las llaves para quitarles la herrumbre, déjelas bien brillosas. En su altar de trabajos con dos velas amarillas encendidas, pase una a una las llaves por las llamas de la vela. Mientras lo hace, adjudíquele a cada una un poder distinto, recitando:

  1. Dinero: “Abra esta llave el cerrojo del dinero, para que se llenen mis bolsillos con feliz efectivo” (frote la llave por su trasero)
  2. Abundancia: “Abra esta llave la puerta de la abundancia, todo lo material que necesito llegue a mi vida sin mezquindad” (frote la llave por su vientre).
  3. Protección: “Cierre esta llave la compuerta de la miseria. Queden al otro lado la envidia, la escasez y el peligro” (frote la llave por su espalda)
  4. Prosperidad: “Abra esta llave el cerrojo del crecimiento, que toda la fortuna sea bienvenida, se multiplique y prospere dando buenos frutos” (frote la llave por su garganta)
  5. Generosidad: “Abra esta llave mi corazón, para que sepa compartir con quienes bien me aman toda la fortuna que la suerte me depara” (frote la llave por su corazón).

A medida que activa el poder de cada llave, colóquelas sucesivamente en el llavero. Cuélguelo en la cocina de la casa. Agítelo todos los días para renovar el poder que ha cargado en él.

Apertura de caminos

Objetivo: este ritual ayuda a descubrir el acceso hacia los caminos más favorables para su prosperidad. En cada persona, el acceso será distinto, dependiendo de sus circunstancias y capacidades. Lo importante es que la persona, a partir del ritual, esté atenta a las señales del Universo, que le indicará la dirección y la clave del éxito.

Procedimiento: Necesitará al menos tres llaves distintas. Con una esponja de alambre quíteles el óxido y la suciedad hasta que queden lustrosas. Consiga una varilla de madera de unos 20 a 25 cm de largo. Clave de modo equidistante  tres ganchos sobre la madera.  Ate al ojo de cada llave una cinta de unos 15 cm de largo, una verde, una roja y otra amarilla, respectivamente. Cada una representará un don o clave de acceso necesario para abrir los caminos del éxito. A medida que usted vaya descubriendo nuevos dones puede agregar nuevas llaves a la vara. En principio necesitará estos tres:

Sabiduría: Tome la llave con la cinta amarilla y diga: “Funciones del Universo, esta llave abra la puerta de la Sabiduría, me conduzca por el camino de la iluminación para tomar las decisiones acertadas”. Anude el otro extremo de la cinta a uno de los ganchos de la madera, de modo que la llave quede colgada allí.

Constancia: Tome la llave con la cinta verde y diga: “Funciones del Universo, tenga esta llave el poder de hacerme constante en mis propósitos para que no abandone en el camino y alcance finalmente el éxito deseado”. Cuélguela al lado de la llave de la Sabiduría.

Coraje: Tome la llave con la cinta roja y diga: “Funciones del Universo, abra esta llave la fuerza de mi coraje, para que con sabiduría y constancia logre poner en acción la energía del éxito”. Cuélguela al lado de la llave de la constancia.

Este adorno puede colocarse como móvil en el lugar de trabajo de la persona que ha cargado con el poder de transformación a las llaves del éxito.

Facilitador de trabajo

Objetivo: Hacer más fácil el logro de los objetivos laborales, quitar los obstáculos del progreso. Desbloquea trabas a nivel laboral, es útil tanto para quienes están buscando trabajo como para quienes quieren mejorar sus condiciones en el que tienen.

Procedimiento: necesita un pequeño candado con su respectiva llave y una cadena de metal. Pase cada elemento por pan rallado, una y otra vez. Luego límpielos con una franela hasta que queden brillosos.

Ponga en una bandeja el candado cerrado, la llave y la cadena. Eleve la bandeja y consagre a Jano, dios romano de las puertas celestes y al que es consagrado el mes de enero. A Jano se le atribuye entre otras cosas la invención del dinero, las leyes y la agricultura, según los romanos este dios aseguraba buenos finales. Tiene entre sus atributos una llave, que simboliza el instrumento que permite abrir las puertas, las barreras, para llegar a un conocimiento más perfecto.

“¡O Clavis David, et sceptrum domus Israel!… Tú eres, ¡oh Cristo esperado! la llave de David y el cetro de la casa de Israel. Tú Janus abres, y nadie puede cerrar; y cuando tú cierras nadie podrá ya abrir. Dame la clave del éxito para triunfar en mi trabajo”.

Abra el candado con la llave, pase la cadena y cierre. Cuelgue a su cuello o en un rincón personal este facilitador energético.

Amuleto protector

Objetivo: Evitar pérdidas de dinero, estafas, robos, protegerse contra la mezquindad, la miseria y la envidia material.

Procedimiento: consiga dos llaves antiguas, una dorada y la otra plateada. Lústrelas bien. Superpóngalas entre sí, formando una cruz con ellas, y átelas por el medio con un alambre de cobre. Queda así formada una cruz con dos llaves como las del símbolo papal que evoca las llaves de San Pedro, las que abren el Reino de los Cielos. Tome este amuleto con su mano derecha y elevándolo hacia una estampa del Santo diga:

“Tú San Pedro, custodio y portero del Reino del Bien, que esta Cruz abra y cierre al mismo tiempo. Ponga cerrojo a la envidia y el peligro, y me de el acceso a tu bendición protectora”. Amén.