Cómo obtener y gozar la buena suerte

febrero 15, 2012
como obtener

Por medio de diferentes métodos provenientes de la filosofía gitana podremos aprender a encontrar la buena suerte y mantenerla junto a nuestra vida por mucho tiempo.

Son tantas las cosas que dan o quitan la suerte entre nosotros, los gitanos, que podría decir que nuestra filosofía se basa en la buena o mala suerte. Nosotros tenemos una creencia y una superstición para cada cosa de la vida, pero, fundamentalmente, todo hecho lo relacionamos con la ventura.

Existe una leyenda con respecto a la suerte que asegura que ella prefiere permanecer en los hogares donde reina la paz y el amor, y siente rechazo hacia los lugares impuros y agresivos. Esta fábula insiste en que seamos buenas personas para tener la suerte junto a nosotros.

Creemos, además, que hay objetos que atraen a la buena suerte, sea un pedazo de tela, un clavo, una casa o una ciudad. Por ello, los gitanos conocemos y buscamos talismanes naturales para encontrar el éxito y poseerlo. Estos amuletos están relacionados con los recursos de la naturaleza, quien los convierte en objetos mágicos.  Son cosas que no se consiguen con dinero, sino con esfuerzo y perseverancia, y hay que buscarlas, encontrarlas y ganárselas, para procurarse la fortuna y el éxito.

Un viejo proverbio gitano dice: “Por muchos pueblos y países anduvimos y, es seguro, de todos alguna cosa aprendimos”. A continuación, les voy a dar algunos conocimientos y consejos claves para que ustedes también encuentren y gocen de la buena suerte.

Amuletos de la suerte

• El trébol de 4 hojas

El verdadero trébol que ofrece virtud y buena suerte tiene en sus hojas cuatro puntitos de color negro que crecen, a veces como corazoncitos, otras como pequeños repollitos. Quien encuentre un trébol de esta clase debe arrancarlo y ponérselo debajo de la lengua durante todo un día, hasta que el Sol se oculte. Luego, hay que ponerlo dentro de un billete, de cualquier valor, enrollarlo  y guardarlo en un lugar simbólico de la buena fortuna (billetera, debajo de la cama, placard, etc.).  Es importante no comer nada durante ese día, para permanecer con el cuerpo puro y obtener  resultados.

El trébol simple de 4 hojas,  que no posee grandes virtudes, se debe poner en una bolsita roja cosida a mano y  agregarle una moneda de cualquier valor, un poco de azúcar y migas de pan. Luego, pedir tres deseos y coser la bolsita. Esta se puede llevar prendida del corpiño (lado del corazón), en la cartera o en el bolsillo. Son todos elementos simbólicos: el trébol para llamar a la buena suerte, el color rojo contra la envidia, el azúcar para endulzar personas y situaciones, y las migas de pan, para que no nos falte alimento ni trabajo.

• La rana muerta

Aunque parezca raro, los gitanos creemos que encontrar una rana muerta con gusanos es de buena suerte. Hay que envolverla en un trapo y  guardarla muy bien, sin decirle nada a nadie. Los antiguos gitanos solían esconderla en un baúl, junto a los demás elementos esotéricos. La persona que tome este animalito como talismán sufrirá durante tres días diversos problemas y dificultades, luego el amuleto actuará atrayendo la buena suerte.

• El picaflor

Es un ave que proporciona suerte, dinero y amor. Se atrapa tirándole agua y, una vez muerto, se embalsama en cera virgen y se guarda dentro del colchón de plumas o en un baúl. Luego, hay que pedir tres deseos y no contarle a nadie que se posee el amuleto.

Signos que anuncian fortuna

  • Si una mosca ronda a nuestro alrededor, sobre todo cerca de los oídos, significa que nuestra suerte quiere que le prestemos atención. A la mosca encantada la reconoceremos por sus dos antenitas.
  • Cuando se inaugura una casa, para tener alegría y bendición, hay que arrojar vino hacia arriba, mientras se está brindando.
  • Si se tiene la suerte de ser picado por una abeja reina, además de sanar de muchas enfermedades, se obtendrá éxito en los negocios. En  general, las abejas traen buena suerte, por ser puras e inocentes; por lo cual, no conviene matarlas.
  • Si chillan nuestros oídos es porque nuestra suerte nos está llamando. En ese caso, debemos estar atentos a cualquier objeto que obtengamos durante esas horas.
  • Soñar con pan, manteca, cera o carne es símbolo de buena suerte.

Suerte para prosperar en los negocios

  • Colocar en la puerta de entrada de un negocio o casa un pedazo de panceta con una tira roja para alejar la envidia y la pobreza y, por supuesto, atraer  dinero y  buenos negocios.
  • Si los negocios andan mal, es efectivo pedir ayuda a los difuntos, llevándoles flores y prometiéndoles ir caminando hasta el cementerio.
  • La forma más simple de llamar al dinero es quemar, en la cocina de su hogar, cáscaras de limón y ajo.

Palabras y acciones para revertir daños

  • Tomar piedras y darlas vuelta diciendo: Que se vuelva todo el mal que me desean mis contrarios y que sus bocas malidicentes se tapen con estas piedras.
  • Usar la ropa interior al revés revierte la mala onda y trae buena suerte.
  • Con tres gajos de ruda macho preparar una infusión y ponerla nueves días al sereno. Luego, beber un sorbo cada día, por la mañana, hasta que se termine. Tirar los gajos en un lugar puro donde nadie los pise.
  • Realizar baños defumadores de romero, ruda y vinagre, para echar a la mala suerte.

No dejar que los malos indicios se cumplan

  • Cuando la sal se derrama en el piso, hay que tirarle agua en forma de cruz. Si se cayó en el mantel o en un lugar seco, hacer simplemente la señal de la cruz.
  • Si titila el ojo es una mala señal. Para neutralizarla, hay que tomar un pequeño palito y pegarlo en el párpado, diciendo: Te castolp e te baggolpe (“que se haga piedra, que se haga palo”) hasta que el titileo termine.