Biodanza, sanar a través del movimiento

Octubre 5, 2017

Conozca el poderoso sistema que con mÚsica y danza nos devuelve la alegrÍa de vivir, aumenta la vitalidad y la creatividad, y además, previene afecciones fÍsicas y psÍquicas.

Biodanza es un sistema de trabajo para fortalecer cuerpo, mente y alma, orientado al desarrollo de lo sano en las personas. Esta simple perspectiva es revolucionaria porque invierte un viejo paradigma, aquél que afirma que la terapia debe ocuparse de la enfermedad y no de la salud. Debido a que sus beneficios son notables, actualmente Biodanza es un movimiento mundial. Está presente en América del Sur, América Central, África y Europa. A continuación, le detallamos sus fundamentos y lo invitamos a descubrir sus milagrosos beneficios.

¿QUÉ ES LA BIODANZA?

Es un sistema de integración afectiva, renovación orgánica y reaprendizaje de funciones originarias de vida que se basa en la inducción de vivencias a través de la música, la danza, el canto y diversas situaciones de encuentro en grupo. Fue gestado en la década del sesenta por el psicólogo chileno Rolando Toro.

Tres conceptos claves

La Biodanza es un sistema porque trabaja como tal; es decir, apunta a la totalidad de la persona al procurar su:

  1. Integración afectiva: se trata de restablecer la unidad perdida entre el hombre y la naturaleza. El núcleo integrador es la afectividad. Ésta influye sobre los centros reguladores límbico-hipotalámicos del cerebro.
  2. Renovación orgánica: es la acción sobre la autorregulación orgánica. Promueve la renovación. Es inducida mediante estados especiales de trance, que activan procesos de reparación celular y de regulación global de las funciones biológicas. A la vez, disminuyen los factores de desorganización y estrés.
  3. Reaprendizaje de las funciones originarias de la vida: propone vivir de acuerdo con lo que indiquen los instintos. La existencia debe ser coherente con los impulsos primordiales de vida. Su objetivo es conservar la vida, así como permitir su evolución.

Descripción de la práctica

En términos generales, la práctica de la Biodanza consiste en unir determinadas pautas de movimiento con un estímulo auditivo coherente para generar determinadas   vivencias. Como se sabe, la música, por sí sola, produce emociones. A su vez, cuando se la integra a un patrón de movimiento en una situación de   encuentro con otras personas,  adquiere una potencia inusitada. Se transforma en la fuerza motriz generadora de vivencias.

Éstas abarcan cinco ámbitos del potencial humano: Vitalidad, Sexualidad, Creatividad, Afectividad y Trascendencia. Todos estos aspectos son los que la Biodanza busca activar de forma positiva.

SANACIÓN CON BIODANZA, LAS 5 LÍNEAS DE VIVENCIA

Biodanza estimula cinco grandes áreas del Potencial Humano o Líneas de Vivencia:

  1. Vitalidad: aumento de la energía vital, integración motora, mejora de la autoestima, confianza en sí mismo, renovación biológica.
  2. Sexualidad: despertar del deseo, disminución de la represión sexual, aumento del placer.
  3. Creatividad: expresión de las emociones a través de la voz y el movimiento, reformulación de la propia vida, creación artística.
  4. Afectividad: eliminación de relaciones tóxicas, aumento de la capacidad de comunicación, percepción estética del otro, amor comunitario.
  5. Trascendencia: conciencia ecológica, restauración de los vínculos con la naturaleza, visión integradora de totalidad (trance), experiencia suprema (éxtasis).

EL PRINCIPIO BIOCÉNTRICO

Es una propuesta de reformulación de nuestros valores culturales que toma como referente principal el respeto por la vida.

Biodanza es, desde este punto de vista, una poética de lo viviente fundada en las leyes universales que conserva y permite la evolución de la vida. Comprende el universo como un sistema vivo que existe porque existe la vida y no, al contrario. Los conceptos erróneos de la cultura humana. En nuestra cultura hay diferentes nociones separadas, por ejemplo: cuerpo y alma, hombre y naturaleza, individuo y sociedad, etcétera.

Para la Biodanza, estas disociaciones descalifican la vida presente, la desacralizan y escamotean su valor. Al mismo tiempo, la ponen al servicio de valores materialistas. Lo negativo es que esto está en todos los ámbitos. Por eso, Biodanza propone la integración biocéntrica de la cultura y su ejercicio operacional. De esta forma se logrará una armonía. En este sentido, hay que considerar a la Biología como referencia básica para la compresión del ser humano. A su vez, sus conocimientos deben ir al encuentro de las grandes intuiciones sobre los aspectos aún no revelados y misteriosos de la     vida humana. Se debe lograr una nueva dimensión de pensamiento, más libre y ajustada a los instintos; hay que desprenderse de las rémoras filosóficas que acompañaron al ser humano a través de la historia.

El valor sagrado de la vida

La vida tiene una cualidad sagrada, pero las civilizaciones separaron los actos sagrados de los profanos. Esta enfermedad espiritual de las diferentes culturas desacralizó la vida cotidiana y la vació de contenido. Por esta razón, es indispensable la meditación sobre lo sagrado. En las llamadas Danzas Sagradas, se crea un espacio que la llena de significación y potencia. La trayectoria de esas danzas va desde el espacio caótico (desordenado) hasta el espacio mandálico (ordenado).

La concepción del tiempo

En Biodanza las personas viven en el aquí-ahora eterno. No importa la visión ortodoxa del tiempo que lo divide en pasado, presente y futuro. El tiempo que marca el reloj es apenas un tiempo convencional, un tiempo no vívido. La realidad es sagrada para las personas de Biodanza: todo el tiempo es litúrgico y sagrado, sin estar ligado a religión alguna; es tiempo mítico y, por lo tanto, regenerador profundo del ser humano.

LAS 3 ÁREAS DE TRABAJO DE BIODANZA

La Biodanza es un sistema de trabajo, práctica y vivencia terapéutica que apunta a la totalidad de la persona. Por eso, trabaja con todas las áreas implicadas en la vida del individuo. Son las siguientes:

  • Desarrollo personal

Es el área más amplia, se dedica al refuerzo de la salud. Recupera la coherencia entre emoción, cognición y acción que, por efectos culturales, se perdió. Trabaja con música para detonar emociones sin que la barrera de la razón consiga frenarlas. Se transforma la emoción en acto.

  • Desarrollo temprano

Está destinada a la psicoprofilaxis a través del desarrollo de los potenciales afectivos y creativos. Se subdivide en dos aplicaciones básicas:

  1. En niños: conduce la vitalidad hacia la expresión creativa, refuerza la actividad cognitiva a través del estímulo afectivo, estimula la concentración a través del disfrute del movimiento.
  2. En adolescentes: la Biodanza estimula la expresión del potencial y refuerza la propia identidad, así como la percepción del otro.
  • Desarrollo organizacional

Su foco de acción es de orden ético-afectivo:  humaniza las organizaciones. Toda organización es, en esencia, una red afectiva de colaboración, intereses y objetivos comunes.