Astro-Yoga

Agosto 8, 2017

Terapia corporal signo por signo

Disfrute de un estado de salud pleno y armónico, practicando los ejercicios de yoga más adecuados para usted, según el signo solar al que pertenezca.

Nuestro signo solar determina nuestra personalidad e influye en nuestro estado de salud,  cada planeta rige una parte del cuerpo que -por lo general- es la zona más vulnerable. Este principio energético, más las enseñanzas de la gimnasia yoga es el que dio origen al astroyoga, revolucionaria técnica que enseña los ejercicios más adecuados para alcanzar el equilibrio psíquico, físico y espiritual.

Se puede afirmar que cada nativo tiene una tendencia a sufrir trastornos, en la zona de la anatomía que rige su propio signo. A menudo sucede que las personas sufren alteraciones correspondientes al signo de su opuesto complementario, por lo que es conveniente que usted realice  los ejercicios de su signo natal y también los de su signo opuesto.

Ejercicios básicos del astro-yoga

Busque el ejercicio de su signo y el opuesto, según la tabla de página 73. Practíquelos a diario, fortalecerá lo más vulnerable de su organismo y logrará una regeneración energética.

ARIES

Rige cabeza, cerebro, dientes, lengua y músculos masticadores. Los dolores de cabeza son frecuentes y la mala circulación sanguínea. Ejercicio: De rodillas, con los glúteos apoyados sobre los talones, colocar el torso en línea recta, dejar caer la cabeza hacia atrás. Elevar los brazos, sostenerlos así 20 segundos. Bajarlos, apoyar el torso en el piso. Repetir. Efecto: Calma nervios y agresividad. Normaliza la presión sanguínea.

TAURO

Rige garganta, cuello, cuerdas vocales, gónadas femeninas y útero. Afonías y jaquecas originadas en las vértebras cervicales. Las taurinas son sensibles a disfunciones ováricas.

Ejercicio: De pie, adelantar la pierna derecha  unos 20 cm de la izquierda, conservar los pies paralelos. Unir las manos en la espalda, bajar lentamente la cabeza, inclinar el torso, sin flexionar las piernas. Repetir con la pierna izquierda. Efecto: Alivia la rigidez cervical, devuelve la movilidad a los músculos del cuello. Beneficia la glándula tiroides. Estimula la función ovárica.

GÉMINIS

Rige la laringe hasta la quinta costilla. Punto débil: vías respiratorias, tiene una mala oxigenación de la sangre. Sufren agotamiento nervioso. Ejercicio: Sentado en el piso, con las piernas juntas y extendidas; la columna y la cabeza erguidas, formar un ángulo de 90 grados con las piernas. Extender los brazos hacia adelante e inspirar, llevar las puntas de los dedos de los pies a el ombligo. Exhalar, relajar brazos, cabeza y torso sobre las piernas, apuntar con la punta de los dedos de los pies hacia adelante. Efecto: Expande las vías respiratorias, aumenta la capacidad pulmonar y oxigena la sangre.

CÁNCER

Rige diafragma, tórax, estómago, páncreas y vesícula biliar. Rige el útero y los ovarios. Son comunes los trastornos digestivos. Ejercicio: Sentado, piernas extendidas, elevarlas inclinando el torso en línea recta hacia atrás, para mantener el equilibrio. Extender los brazos hacia adelante, paralelos al piso. Efecto: Ejercita el hígado y controla el flujo biliar. Facilita el funcionamiento de los ovarios.

LEO

Rige el sistema cardiovascular. Exige hacer exámenes cardiológicos y controlar su presión arterial. Ejercicio: Sentado con las piernas extendidas, apoyar las palmas en el suelo, a la altura de los glúteos. Elevar glúteos, piernas y torso, relajar la cabeza hacia atrás, hacer fuerza con los abdominales. El cuerpo debe quedar sostenido por manos y pies. Efecto: Activa la circulación sanguínea, controla la presión alta. Flexibiliza las arterias endurecidas.

VIRGO

Rige intestino delgado, duodeno y colon:  la última etapa de la digestión. Los virginianos sufren trastornos en los intestinos. Ejercicio: Sentado en el piso, con la pierna derecha flexionada y el pie derecho debajo del muslo izquierdo. Apoyar el pie izquierdo en el piso, al costado del muslo derecho. Los brazos flojos y extendidos, girar el torso y la cabeza hacia la izquierda y mantener unos minutos, relajar los hombros. Hacerlo del otro lado.

Efecto: Agiliza el funcionamiento intestinal, ayuda a la flora intestinal.

LIBRA

Rige vejiga, riñones, suprarrenales y uretra. Los librianos son propensos a cálculos y arenillas renales. Ejercicio: Acostado, boca abajo, flexionar las piernas y tomarse los tobillos con las manos. Levantar la cabeza, permanecer así 15 segundos. Volver a la postura inicial y repetirla. Efecto: Las glándulas renales, suprarrenales y sexuales reciben más aporte de sangre que las revitalizan. Normalizar trastornos del sistema urinario.

ESCORPIO

Rige aparato reproductor (gónadas masculinas y ovarios); recto. Propensión al contagio de enfermedades venéreas e irritaciones intestinales. Ejercicio: Acostado, boca arriba. Llevar los codos por sobre la cabeza, apoyar las palmas en el suelo, a la altura de la cabeza. Doblar las rodillas, elevarlas. Despegar del suelo la columna, la cabeza hasta extender los brazos por completo. Efecto: Facilita la circulación sanguínea en la zona pelviana y mantiene los órganos genitales en perfecta salud.

SAGITARIO

Rige huesos pelvianos, isquiones, muslos y cabezas femorales. Propensión a desgarros musculares. Ejercicio: De pie, con las piernas separadas, flexionar la pierna derecha hacia adelante, dejar la izquierda extendida. Extender el brazo derecho, flexionar la pierna derecha, permanecer así unos segundos, repetir con pierna y brazo izquierdo. Efecto: Elongación de todos los músculos y articulaciones de las piernas. Evita desgarros.

CAPRICORNIO

Rige rótulas, nervios y articulaciones de rodillas, meniscos y tendones. El capricorniano tiene molestias digestivas por mala oxigenación de la sangre.

Ejercicio:  De pie, con la columna erguida, levantar los brazos paralelos y con las palmas enfrentadas. Flexionar las piernas lo más posible, despegar los talones del piso. Inspirar. Apoyar los talones, bajar los brazos, volver a la posición inicial, exhalar lentamente. Efecto: Afloja la rigidez de los hombros. Fortalece tobillos y desarrolla los músculos de las piernas. Aumenta la circulación de oxígeno en la sangre.

ACUARIO

Este signo rige la parte inferior de las piernas, la tibia, el peroné, también la médula espinal y la energía nerviosa del organismo. Los acuarianos tienden a sufrir de agotamiento nervioso y contracturas en las extremidades y la columna vertebral. Ejercicio: De rodillas, con las piernas apenas separadas, apoyar las palmas de las manos en el piso. Comenzar a extender las piernas, sin mover las manos, hasta formar un ángulos de 45 grados con el cuerpo. Volver a la postura inicial y repetir. Efecto: Relaja el sistema nervioso. Flexibiliza la columna vertebral, elonga y elastiza los músculos de las piernas.

PISCIS

Rige la zona de los pies, incluyendo las arterias ligamentos y músculos que en ella se encuentran. Los picianos tienden a tener problemas con su osmosis (equilibrio entre la sal y el agua del organismo) por lo que suelen acumular líquidos en sus tejidos. Son los más vulnerables a sufrir enfermedades psicosomáticas. Ejercicio: Parado, tomar el pie izquierdo con la mano izquierda y comenzar a elevarlo, mientras se extiende el torso y el brazo derecho hacia adelante. Repetir la secuencia elevando la pierna derecha. Efecto: Activa el centro del equilibrio físico. Desarrolla la correcta postura de las plantas de los pies. Favorece la eliminación de toxinas.